Virtualización al próximo nivel

Elimine los intermediarios

El enfoque principal de una gran parte de los métodos de virtualización de servidores incluye un «agente localizado entre la máquina virtual por un lado, y, por el otro el anfitrión real que se encarga de la gestión de recursos. La ventaja de un Servidor Privado Virtual KVM se arraiga en el hecho de que la tecnología KVM se compila en el mismo kernel de la máquina física, lo que elimina la obligación de cargar otras aplicaciones informáticas – la máquina de la huésped se conecta directamente con el servidor. El resultado será menos sobrecarga y más rendimiento.
Virtualización al próximo nivel

Un empleo de los recursos considerablemente mejor

Cuotas del servidor a su completa disposición

Sin la sobrecarga que equivale a relacionada con la existencia de un nivel de virtualización adicional a través del cual pasa toda la comunicación con el servidor principal, los KVM VPS pueden gozar de un grado de utilización de los recursos del servidor muy mejorada. Los procedimientos de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el kernel del sistema operacional del host, o sea que el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor sin mediación. Esta redundancia en la comunicación reducida da lugar a un rendimiento de la vida real mucho más célere si se compara con otras soluciones de virtualización.
Un empleo de los recursos considerablemente mejor

Pleno control sobre el SO

Plena libertad de instalar el sistema operativo de su preferencia

Una de las limitaciones de los Servidores Privados Virtuales, vs. los servidores dedicados, será el sistema operativo en sí – en el caso común solo será posible elegir entre una lista de sistemas operativos que ofrece el proveedor del servicio. Cuando dispone de un Servidor Privado Virtual KVM, sin embargo, tiene la opción – realmente cargar un sistema operativo cualquier que sea compatible con las capacidades del servidor y los recursos de hardware del servidor madre. Un efecto oportuno gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM se incorpora directamente en el SO del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, eliminando completamente la necesidad de otro nivel de comunicación, fácil de encontrar en muchas otras soluciones de virtualización.
Pleno control sobre el SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL